GALA DEL DB5: 11/02/11

México: 19 Hs
Perú: 20 Hs.
Ecuador: 20 Hs.
Venezuela: 20:30 Hs.
Argentina: 22 Hs.
España: 1Hs (12/2)
Posted by DB5 | lunes, 17 de enero de 2011 | 7 comentarios

Título: RULETA.

Dirección: Daniel Bermeo y Ulises Etcheverry
Género: Thriller/ drama.
Clasificación: Para adolescentes y adultos.

Reparto:
Edward Norton (Steve Kane)
Shia Labeouf (Marty)
Kristin Stewart (Lisa Canfield)
Annette Bening (Katherine Canfield)
Kevin Spacey (August Canfield)
Meryl Streep (Rita Conroed)
Garrett Hedlund (Tom)
Jesse Spencer (Patrick)
Giovanni Ribisi (Philip)
Alison Pill (Mina)
Kathy Bates (Betty)


Música:
Pista 1_ Hoolywooland- The black dahlia (http://www.youtube.com/watch?v=6ua9vvH6ukw)
Pista 3_ Shakespeare in love (http://www.youtube.com/watch?v=nduHMi-wGGY)
Pista 4_ The poet acts (The hours) http://www.youtube.com/watch?v=ff_bIv4ZK2E
Pista 5_ Track 8 (American Beauty) http://www.youtube.com/watch?v=szzsijSr7UI
Pista 7_ The notebook Soundtrack http://www.youtube.com/watch?v=2iO8wQ9PZZg
Pista 8_  Green day: Last of american girls http://www.youtube.com/watch?v=pFNtC8v80ro
Pista 9_ Nothing Last (The Curious case of benjamín Button) http://www.youtube.com/watch?v=6PF8fPgeowk&feature=related
Pista 10_  Betrayal (Notes of a scandal) http://www.youtube.com/watch?v=GtlsznHmnVk
Pista 12_  Death is the road to awe (The Fountain) http://www.youtube.com/watch?v=ihF_aXi-Huk

Sinopsis:
El detective Kane debe investigar un caso de presunto secuestro en Boston; por aquel suceso varias personas se verán vinculadas en cierta manera.


Argumento:

INTRODUCCIÓN.

Fundido en negro. En la parte inferior de la pantalla aparece en letras blancas “Boston, Massachusetts: 15 de Septiembre de 2005”.  El fundido desaparece y vemos una calle de la ciudad. Suena pista 1.
Pocas personas caminan por la calle, es de noche y el viento hace revolotear las hojas. La cámara se centra en cuatro hombres, de los cuales solo distinguimos su sombra. Todos caminan lentamente y en fila. El de adelante da la señal y todos entran en un callejón lentamente.
La cámara se acerca. Los hombres se agachan formando un círculo. Ahora vemos un primer plano del que está hablando.
-Ok ya llegamos hasta acá. Tom y Patrick van por atrás, Philip y yo por adelante- dice uno de ellos

Todos se paran y se separan como quedo indicado. Caminan unos metros hasta salir del callejón. En frente de ellos, una calle los separa de su objetivo, una casa con aspecto sucio y abandonado. El que hablo antes hace una seña con su cabeza para que todos avancen hacia la casa. Ésta parece abandonada, en el frente tiene un paredón de aproximadamente 1 metro y, encima de este, rejas negras dobladas y rotas.
Fin pista 1.

Los cuatro hombres se agachan contra el paredón. Y tras unos segundos avanzan según lo pautado. Tom y Patrick se desvían por el costado de la casa, mientras que Philip y Steve se colocan contra la puerta. La cámara se concentra en Tom y Patrick que avanzan por el costado. Las ramas secas de una parra dificultan su paso, al igual que un pozo de la cloaca en el piso. La casa tiene dos ventanas al costado. Una esta cerrada y la otra abierta, lentamente avanzan hacia ésta.
Mientras tanto Steve y Philip ingresan lentamente a la casa. Al entrar se enfrentan a un living desordenado, lleno de ropa desparramada por el piso, a su izquierda una puerta con destino a las habitaciones permanece cerrada y mas adelante se enfrentan a la cocina del lugar, donde los azulejos reflejan la luz del televisor encendido.
Steve le indica a Philip que abra la puerta. Éste la abre de una patada y ambos entran apuntando con su arma. Todo está oscuro. Caminan lentamente tratando de encontrar un interruptor. Philip lo encuentra y prende la luz. La habitación está vacía. Simplemente hay dos camas de una plaza completamente desechas y un montón de ropa tirada en el suelo.
Ahora vemos a Tom y Patrick que permanecen debajo de la ventana de la cocina. Con sus armas en la mano se levantan de repente y apuntan, pero no hay nadie solamente el televisor prendido. Miran unos segundos y aparecen Steve y Philip.
-Acá no hay nada- dice Steve
-Acá tampoco- contesta Tom
-Se fueron- agrega Philip
-O ésta casa no es la de Arner- dice Patrick
Todos se callan y miran a Steve, que dice:
-O peor aún, Arner no tiene nada que ver con esto.
Los cuatro hombres salen del lugar algo decepcionados.
-¿Qué hacen a la noche?- pregunta Patrick
-Nada- contestan Tom y Philip
-Entonces hoy nos vamos de joda, nos emborrachamos, vamos a algún cabaret y principalmente nos quitamos esta mierda de uniforme!!!
-Ok- dicen Tom y Philip entre risas
-¿Vos que vas a hacer?- dice Tom dirigiéndose a Steve
-Me voy a quedar en casa. Alquilé una peli, me voy a emborrachar pero solo en casa
-Anda, vamos a joder de noche, ven con nosotros- dice Philip tratando de convencer a Steve.
-No, prefiero estar solo- dice Steve- todos lo miran callados- Pero no es nada personal- agrega.
Fundido en negro. Fin Pista 1.


En unas grandes letras blancas aparece el título:

RULETA


Y con unas letras más pequeñas el reparto.


PRIMERA PARTE

1.-)
Boston 14 de Septiembre, 11:50 P.m.

Vemos un pequeño departamento casi a oscuras. La tenue luz de las farolas ingresa por la ventana y nos permite ver algunos muebles, una mesa, un televisor. Se escucha el ruido de la llave girando en la cerradura, vemos un primer plano de cómo el picaporte gira y luego vemos, desde un plano amplio, a Steve ingresando a su casa. Prende la luz y se saca la camisa del uniforme, quedando desnudo de la cintura hacia arriba. Camina hacia el baño, abre la ducha (Mientras tanto la cámara lo sigue de atrás), camina hacia su cuarto y busca ropa interior limpia. Vuelve al baño, se desviste completamente y se mete en la ducha. Vemos su silueta a través de la cortina. Fundido en negro.
Ahora Steve está sentado a la mesa, la única luz prendida es la del televisor, sobre la mesa hay unas porciones de pizza, Steve está fumando, sus ojos se cierran culpa del sueño. De repente el estridente sonido del teléfono lo sobresalta. Steve, algo dormido, se levanta y atiende.
-Hola- dice con una voz ronca
-Steve Debes venir en cuanto puedas- dice la voz de Tom
-¿Qué pasó? ¿Thompson se voló la cabeza?- contesta Steve sarcásticamente
-Ojala- el hombre ríe- No, acaba de llegar un caso de una mujer cuya hija desapareció.
-¿Ya la busco debajo de la cama?- Steve ríe- En media hora voy.
-Si puede ser antes mejor, la mujer está frenética
-Dile que se tranquilice y que mañana a primera hora voy a la casa, que ahora no se puede hacer nada.
-Pero…
Steve corta la comunicación y deja caer su cuerpo sobre la silla. Fin pista 2.
Fundido en negro.

2.-)
Boston, 16 de Mayo 2005.

Las calles de Boston están caóticas, el ruido y smog se mueven precipitadamente en todo derredor. Dos jóvenes mujeres caminan por las veredas de una transitada avenida (Lisa y Mina), Lisa usa ropa discreta pero muy a la moda, la otra es morena y usa detalles atrevidos. Hablan entre sí, pero no escuchamos nada; ríen, miran el entorno, se divierten. Llegan a un edificio; la joven morena se detiene y sube, la invita a su amiga, a ella se le nota nerviosa.
Mientras suben las escaleras empezamos a escuchar un sonido sin forma; a medida que suben, el sonido adquiere sentido hasta convertirse en una hermosa música, al llegar al piso entran y podemos ver lo que ocurre.
El grupo está cantando.
Lisa y Mina se sientan en unos sofás acolchados de manera que quedan de frente al grupo que ensaya su música. Ambas ven a la pianista (Susie), quien las saluda a la distancia. Luego de unos cuantos segundos, terminan la canción.
-Ok, un breve descanso muchachos –dice Susie, al terminar se precipita a sus amigas.
-Hello Damicelas, pensé que nunca vendrían –dice la joven pianista a sus compañeras saludándolas con un tierno abrazo.
-Está magnífica esa canción, ¿tú la escribiste? –pregunta Mina.
-Ya quisiera, no tengo tanta labia como Marty.
-¿Y quién es él?
Susie voltea y apunta con su índice.
-Ven a ese chico junto a la máquina de sodas, ese es Marty, el guitarrista. El escribió la canción.
Ambas lo observan.
-Vaya, es lindo. –exclama Mina.
-¿Y cómo se llama la canción? –pregunta Lisa.
-“Estúpido amor”.
Las tres sueltan unas carcajadas que son oídas por todos alrededor.
(Corte, afuera)
La cámara enfoca el edificio y se deleita en la puesta de sol que ve en el horizonte.
(Corte, edificio dentro)
El reloj marca las 18h30. El ensayo ha terminado oficialmente. Solo Susie y Marty quedan junto a Lisa y Mina; los dos primeros hablan junto al piano, mientras Lisa y Mina dialogan.
-¿Qué vas a hacer este fin de semana? –pregunta Lisa.
-Aun no tengo planes, tal vez joder con alguien, ir al cine, broncearme en la piscina de papá… Si quieres estás invitada.
-Paso. Filosofía me tiene loca.
-Cierto! Quién rayos se cree ese profesor; había olvidado el examen.
-Mejor tenlo presente, será importante.
-Lo que tengo presente son estas enormes ganas de mear.
Lisa no evita sonreír. Para entonces Susie y Marty han terminado de hablar. Susie se aproxima a sus amigas.
-Necesito cooperación con algo –dice Mina-. Tengo que hacer pis.
-Así le dicen ahora, jaja, ven te acompaño. –salen y dejan sola a Lisa, quien empieza a chequear unas fotografías en la pared del grupo y sus presentaciones. Se detiene en observar una muy particular, en donde ve al guitarrista Marty, saludando emocionado a Ringo Star.
-Nunca olvidaré esa noche, fue la mejor de toda mi vida –dice Marty sorprendiendo a Lisa por la espalda. Ella se sobresalta pero retoma el ritmo.
-Me imagino, Ringo es y será historia.
-Fue una espectacular noche. Créeme, inolvidable.
-Te creo…. Veo que han tenido algunas presentaciones; eso me sorprende.
-¿Por qué? ¿Piensas que deberíamos ser más famosos?
-Pues….
-Ja, problemas internos como en cualquier buen grupo. Pero estamos ensayando para un C.D. Así que el estrellato está por venir pronto.
-Tú compusiste la canción que estaban tocando ¿verdad?
-Veo que Susie las tiene al tanto.
-Es muy hermosa, tienes mucho talento.
-¿Cómo lo puedes saber?
-La letra de una canción lo expresa; no es cuestión de ubicar un par de palabras hermosas, es cuestión de decir las cosas de una manera fresca, original y creativa.
-¿Como lo hago yo? –diciéndolo de forma sarcástica.
-Ja ja… Ya te lo he dicho.
-Gracias. Es genial saber que no solo al grupo le gusta mi música. ¿Y tú tocas?
-No, pero me gusta la música. Creo que es la mayor expresión  de belleza o arte que el ser humano tiene.
-Pensamos exactamente igual. Desde que era un pobre niño en Kansas no me despegaba de mi guitarra; la adoraba como si fuera mi cama.
-Ah no eres de Boston. ¿Cómo entonces…?
-Larga historia. Muy típica, pero ya te has de enterar. Ven (la toma de la mano), ¿quieres aprender?
En eso aparecen Susie y Mina.
-¿Vienes Lisa? –pregunta Mina. Lisa se suelta de la mano de Marty. Lo mira y voltea.
-Este… creo que me quedaré un rato.
-¿Cómo que te que…?.... mmm… Bueno. Como digas... –ambas salen.
-¿Es tu mejor amiga? –pregunta Marty inmediatamente.
-Desde siempre. Es mi confidente. Como mi hermana.
-Nunca tuve a alguien tan cercano, por eso mi perro Luiggi es lo máximo.
-Wow… qué alegría saberlo –los dos sonríen.
Marty empieza a tocar su guitarra y alardear con el movimiento de sus dedos sus dotes musicales; vemos como él empieza a explicar a Lisa los rasgueos en la guitarra, ríen, dejan a un lado sus prejuicios, comparten como dos viejos amigos. (La música sigue, pero baja su intensidad).
-Te quiero mostrar algo –dice él…
Sin más ambos suben a la azotea. El cielo empieza a oscurecerse, pero se divisa a lo lejos el ocaso del sol, están tomados de la mano.
-¿has sentido la sensación de miedo? –pregunta Marty.
-Sí, muchas veces, ¿por qué?
Marty camina hacia la orilla de la azotea; hay una escalera en forma de caracol que dirige a un pináculo bien alto.
-¿Quieres sentirlo ahora mismo?
Sin dar lugar a la respuesta Marty sube inmediatamente.
-Vamos! Solo tenemos un par de minutos antes de que cierren el lugar.
-¡¿Estás loco?! Es demasiado…
-Vamos, ¿Cuántas veces has sentido la brisa del viento tan profundamente chocando en tu rostro?
-Algunas veces.
-Ninguna será como esta.
La música empieza a subir la intensidad. Lisa irremediablemente accede y empieza a subir los escalones. Al llegar la luz del sol en el poniente la deleita.
-Wow, esto es maravilloso…
-¿Qué te dije?
Acercan sus cuerpos el uno del otro debido al poco espacio en el lugar.
-Tienes unos bellos ojos –dice Marty.
-Y tú eres un demente de los grandes. –afirma Lisa.
-¿Tienes novio?
-Eso depende…
-¿De qué?
-Del motivo de tu pregunta.
-Jo, es para no sangrar si te invito a cenar.
-Entonces no. –dice Lisa con una sonrisa que irradia picardía.
-¿No qué?
-Ja ja… Descuida, no tengo novio… por ahora…
-Somos dos seres libres como esas aves en el firmamento… ¿Coincidencia?
Lisa toma la mano de Marty y dice:     
-Nada es coincidencia.
Fin pista 3
Fundido en negro

3.-)
Boston, 15 de Septiembre, casa de la profesora Rita Conroed 07:30 AM.

Rita Conroed (Meryl Streep) abre los ojos luego del profundo sueño en la noche anterior; la luz de sol penetra profusamente por la ventana impactando su rostro aun bastante adormecido.
-¡Maldición, Carry, no otra vez! –profiere la veterana al ver el “pequeño regalo” de su perra en el tapete de su dormitorio.
Se levanta y espanta a su mascota con aspereza, sale de su cuarto y entra en la sala la cual está bastante ordenada y pulcra; los libros se observan con facilidad en cada estantería. Enciende la televisión y abre las persianas, todo lo hace tan robóticamente como algo ya premeditado (su rutina diaria). Toma el rústico control remoto y empieza a cambiar los canales, se detiene en uno en especial que anuncia noticias. Entra de nuevo en su cuarto y se dirige al baño. Ve su rostro reflejado en el espejo, observa sus arrugas que inevitablemente son algunas.
-¡Qué vieja que estás Rita! –se dice mientras ríe sin prejuicios. Toma su dentífrico y empieza a cepillar sus dientes.
Afuera, un joven en su bicicleta va arrojando los periódicos en los portales de las casas; llega hasta el hogar de doña Rita y en vez de arrojarlo, toca el timbre y lo deposita en el tapete de entrada; pasan unos cuantos segundos hasta que ella sale a recoger su diario. Ahora adentro deja el periódico en la mesa y corre a la cocina a preparar el desayuno. Suena pista 4.
Las noticias siguen dándose con normalidad en la televisión, pero empezamos a escuchar más fuerte  lo que nos dice:
-”Y  en otras noticias, un nuevo caso de presunto secuestro sacude nuestra ciudad. –doña Rita alza la mirada y observa atenta.
-Se trata de una joven estudiante del instituto Richway High School que se encuentra desaparecida hace 72 horas, quien según su madre habría sido víctima de un secuestro, por parte de una red de captación de personas.
Rita abre ligeramente la boca en asombro y expectación por lo que oye. La mujer que anuncia la noticia, prosigue.
-Si alguien tiene información sobre la ubicación o paradero de esta joven favor comunicarse a los siguientes números que aparecen en pantalla. La joven se llama Lisa Canfield.
Rita se lleva la mano a su boca. Está sorprendida. Apaga las  noticias; y toma asiento en su mueble. Queda un momento en silencio, meditabunda, fija su mirada en un punto distante, casi imperceptible. El rin ring del teléfono interrumpe abruptamente su meditación. Contesta.
-¿Aló? –no podemos oír el otro lado del auricular, tan solo a Rita hablar.
-Sí, lo acabo de escuchar… Estoy absorta…
-Me imagino cómo debe estar Katherine.
Rita chequea su reloj.
-Ahora tengo que ir al laboratorio, luego de ello iré a su casa.
-Perfecto. Nos vemos entonces.
Rita cuelga y queda con los ojos perdidos
Corte afuera. (La cámara observa atenta los árboles frondosos afuera moviéndose a medida que el viento los azota)
Rita sentada en su cama tiene en sus manos una carpeta, hay hojas; aunque no vemos claramente nos damos cuenta de algunas fotos. Una lágrima le resbala por su mejilla. Contempla las fotografías unos breves minutos. Luego se levanta y guarda todo en un cajón. Regresa al baño, se moja su rostro y se peina con suma lentitud. El reloj de la sala marca las 09 AM. Rita toma su cartera, se acomoda sus gafas y sale de la casa. El golpe de la puerta al salir se escucha fuertemente.
Fin Pista 4. Fundido en negro.

4.-)
Nueva York, 15 de septiembre de 2005, 08:50 AM

Vemos un hombre de unos 45 en una oficina. Tras los vidrios podemos ver varias oficinas más y gente caminando dentro del edificio.
El hombre está hablando por teléfono.
-Bueno, luego lo llamo. Adiós
El hombre corta la comunicación; se para y abre la puerta de la oficina y desde allí hace una seña para llamar a su secretaria, una chica joven de unos 25.
Hablan de algo que no logramos escuchar y él le da unos papeles.
El teléfono de la oficina vuelve a sonar, el hombre entra y atiende. Contesta con una sonrisa pero su rostro cambia completamente a una tristeza profunda. Corta la comunicación y agarra su traje, colgado en el perchero.
Camina despavorido y sale del edificio. La cámara sigue enfocando su oficina donde la secretaria parece desconcertada al no ver al hombre.
La cámara vuelve con el tipo, que está en el aeropuerto. Suena pista 5.
La música se escucha alto pero de fondo escuchamos la conversación rutinaria entre el hombre (que tras ver su pasaporte damos cuenta que se llama August Canfield) y la empleada del aeropuerto.
Vemos un plano general de la gente que camina por el aeropuerto y termina la escena.
Fin pista 5


5.-)
Boston, 15 de Septiembre de 2005, 18h00

Empieza a anochecer en Boston, la cámara detenida observa desde afuera un gran edificio, se la cámara se va acercando hasta entrar por una ventana a un departamento; la luz es escasa. Entramos. Un joven reposa sentado en el piso, es Marty. No hay luz, solo el reflejo de ciertas lámparas nos permiten observar ligeramente el rostro del chico. Tiene en sus manos un álbum de fotos, más adelante un cajón de cosas viejas, incluyendo libros, utensilios de carpintería y cromos. Contempla con sumo detenimiento una de aquellas fotografías. Aunque la luz es escasa, vemos un retrato de él y Lisa abrazados tiernamente, detrás de ellos un hermoso río; se puede percibir un campo muy florido. De pronto una lágrima florece de uno de los ojos del chico, posterior a eso, un sollozo. El muchacho se lleva la mano a su rostro, tratando de secar sus humedecidos ojos. Cierra algo abruptamente el álbum.
Fin pista 6. Fundido en negro.

SEGUNDA PARTE

6.-)
Estamos en un barrio común y corriente, ni rico ni pobre. Un auto de la policía estaciona en el frente de una casa. Steve baja del vehículo y golpea la puerta de la vivienda.
Una mujer rubia, de unos 50, abre la puerta. Por sus ojos parece que estuvo llorando.
Steve saca su placa y la muestra a la mujer mientras dice:
-Steve Kane, policía de Boston señora. Tengo entendido que su hija ha desaparecido.
La mujer no dice nada y comienza a caminar hacia el interior de su casa sin siquiera cerrar la puerta. Steve se queda parado afuera. La mujer se da vuelta y algo fastidiada le indica que pase.
-No acostumbro a entrar en casas ajenas sin invitación- dice Kane con algo de sarcasmo.
La mujer lo mira sorprendida
-Pase y cierre la puerta por favor- dice con algo de fastidio.
Ahora Steve y la mujer están sentados en el living de la casa, a ambos lados de una mesa de café.
-¿Cuál es su nombre?- interroga él
-¿Importa?
-Sí, cuestiones legales- dice él sonriendo.
-Katharine
-Ok Katharine. ¿Cuándo la vio por última vez?- pregunta Steve
-Hace unos días- la mujer piensa- desde el viernes
-¿2 días? ¿No vino a dormir aquí?
-No, dijo que estaba en lo de una amiga. Pero hablé con ella y dice que no la ve desde el viernes en la escuela.
-Debería estar en la cama con su novio
-¿Qué?- dice la mujer sorprendida
-En la cama cogiendo con su novio- contesta Kane
-¡¿Cómo se atreve?!- dice ella algo alterada
-¿Me atrevo a qué?- dice Steve sarcásticamente
- A decir eso que dijo! Mi hija no es una puta
-Nadie dijo eso, simplemente digo que quizás tiene novio y usted no lo sepa. Si tener novio significa ser puta entonces tenemos un concepto diferente de la palabra- dice Steve disfrutando cada palabra
La mujer se para, gira en la habitación y tras un silencio agrega:
-¡Pero ella no tiene novio!
-Bueno, esta bien. No se altere- agrega Steve y también se para. ¿Y el padre?
-¿De quién?- interroga Katharine.
- De Tom Hanks- Comenta Steve sarcásticamente y continúa- De Lisa!  ¿No vine a investigar su desaparición?
Katharine se queda sorprendida de la contestación de Steve y por lo bajo contesta:
-Nos separamos cuando ella tenía 4 años. Vive en Nueva York- dice la mujer algo nostálgica.
-¿Sabe de la desaparición?
-Sí, lo llamé un rato antes que Ud. Llegara
-Por favor, no me diga usted. Me hace sentir viejo- dice Steve riendo
-Bueno, tampoco es tan joven- dice la mujer irónicamente
- Lo soy y más que usted- contesta él.
-¡¿Qué?!- dice ella enojada
-Nada, la verdad.
-¡¿Qué?!
-Nada, olvídelo, ¿Me podría decir qué llevaba Lisa el pasado viernes? ¿Cómo estaba vestida?
-Llevaba dos cosas inconfundibles ese día. –pronuncia Katherine.
-¿Qué?
-Una remera a rayas verdes y naranjas, es verdaderamente espantosa y un par de aretes verdes en forma de canoa. Un obsequio de su padre. Son de marfil;  únicos en el mundo.
- Ok, eso puede servir. ¿Puedo ver la habitación de Lisa?
La mujer no dice nada, simplemente camina hasta la habitación y le abre la puerta a Steve. Éste pasa.
-Está tal cual la dejó Lisa- dice ella.
Steve mira el cuarto.
-¿Puedo trabajar en paz?- dice él y tras unos segundos agrega- en otras palabras solo.
Ella se da vuelta y se va murmurando algo.
Steve sonríe y cierra la puerta.
El cuarto es el típico de una mujer adolescente. La cama, una pequeña mesa para el televisor llena de revistas en su estante inferior, un ropero, un sillón que tiene una pila de ropa encima y dos repisas. En una hay fotos de Lisa con su madre, con su padre, ella misma de bebé y una foto vestida como jugadora de hockey. En la otra hay un peluche y algunos libros.
Steve mira los libros atentamente, nada raro.
Comienza a revolver entre la ropa del sillón, revisa en los bolsillos de una campera y encuentra un papel doblado rigurosamente. Cuando se dispone a abrirlo, es sorprendido por unos golpes en la puerta.
-Adelante- dice Kane y guarda el papel en el bolsillo de su campera.
Katharine entra
-¿y? ¿Encontró algo?
-Nada útil.
Steve camina hacia la salida del hogar e intenta abrir la puerta, pero está cerrada con llave.
-¿Ya se va?- dice Katharine con algo de ironía
-Si, recordé un compromiso con un amigo- dice Kane
Katharine le abre la puerta y sin despedidas Steve sale del hogar. Katherine queda con dudas y con una enorme incertidumbre, se le nota en su rostro angustiado y desesperanzador.
El detective camina pensativo hacia su auto. Cuando va a subirse mira hacia la casa y ve a Katharine espiándolo por la ventana. Steve ríe y sube al auto.
Se dispone a arrancar cuando su teléfono celular suena, Steve atiende:
-Hola.
Vemos a Philip en la comisaría hablando con Steve
-Ya se quienes secuestraron a Lisa.
-¿Quién? ¿Peter Pan?- dice Steve riendo
Philip ríe y sigue:
-No- y dirigiéndose a otro policía de la comisaría dice- ¿Cómo se llamaban esos tipos que violaron al niño de 10 años?
- Arner- contesta el policía fuera de escena.
-Arner- dice Philip dirigiéndose a Steve
-Ok, voy para allá. A la noche investigaremos su casa- dice Steve y corta inmediatamente la comunicación.
Lamentándose porque el caso no parece resolverse arranca bruscamente su auto.
Fundido en negro


7.-)
Boston, 15 de Julio de 2005.

Lisa se encuentra sentada en una mesa de un pequeño bar; aunque el lugar no es muy conocido, tiene una ornamentación bastante elegante. Una botella de agua reposa sobre la mesa. La cámara logra divisar la silueta de una persona acercándose desde atrás. Es Marty quien sorprende con un abrazo y un tierno beso a Lisa.
-¿Tienes rato aquí? –pregunta él, luego de tomar asiento.
-Pues algo. Espero que tengas una buena excusa.
-La tengo. –saca una pequeña hoja que tenía guardada en su bolsillo, que contiene una foto; se la muestra a Lisa.
-¿Y esto?
-Nuestro destino este fin de semana.
Lisa esboza una sonrisa de incredulidad.
-¿Me estás jodiendo?… ¿Hablas en serio?
-Por supuesto, será nuestro fin de semana juntos.
-Wow, el lugar está precioso. ¡Es una locura!
-Sí, dos locos como nosotros hacen este tipo de locuras. –dice y posterior a eso inyecta un profundo beso en los labios a Lisa.
Corte. Lisa habla por teléfono con alguien.
-Por favor, solo será este fin de semana.
La otra voz de auricular, que es su amiga Mina, responde.
-¿Y si me descubren? No quiero quedar como una mentirosa.
-Me estaré comunicando contigo todo el viaje… Lo  prometo. Te tendré al tanto.
Después de unos breves segundos.
-Bueno, vale, espero no meterme en un lío. Me debes una…
-¡Cielos Mina, muchas gracias! Eres una diosa…
-Ha de ser alguien muy especial ese chico eh… Lo tienes muy oculto.
-Pronto lo conocerás…. Pero sí, esto va muy en serio…
Corte.
Marty conduce un auto deportivo por las carreteras de la ciudad. A su lado está Lisa. El viaje acompañado de la música nos permite disfrutar del paisaje alrededor, los árboles, el cielo, las cúspides de tierra levantadas a cada lado del recorrido. El sol en el firmamento.
Posterior a eso, un collage de imágenes: Marty y Lisa besándose mientras descansan a orillas de un correntoso río; comiendo frutas y otras pastas en una especie de picnic; tomados de la mano mientras recorren por un frondoso prado; tomando fotos al interior de un interesante museo. Abrazados observando el firmamento, dialogan.
-Siempre he querido conocer este lugar, desde pequeña. Una vez mi papá me prometió que visitaríamos este pequeño paraíso, pero fue imposible. Ahora no hay nada mejor que estar aquí y contigo. –dice Lisa.
-Olvida todo. Solo disfrutemos del momento.
Fundido en negro. Fin pista 7.
Amanece, Lisa y Marty van de retirada.
-Detente aquí. Necesito un nuevo espejo. –dice Lisa, mientras se dirige hacia un pequeño supermercado.
-Te acompaño –acota Marty, y va tras ella.
Al momento de pagar.
-Son $14,50.
-Ok, aquí tengo cambio –dice mientras registra su cartera; no lo encuentra. –Oh mierda… solo un segundo...
La apresurada búsqueda de dinero hace que de su cartera caigan unos papeles. Marty los recoge, pero observa con detenimiento una foto; se la guarda.
-Oh, aquí está –dice finalmente Lisa, cancelando lo adquirido.
Lisa y Marty suben al auto.
-¿Quién es este tipo? –pregunta él, enseñando la foto antes de arrancar el auto.
-¿Cómo la obtuviste?
-Se te cayó de tu cartera.
Lisa mira con detenimiento a Marty.
-Se supone que es mío, tenías que devolverlo ¿no? –dice de forma sarcástica.
-¿Por qué evitas la pregunta? ¿Quién es este tipo?
-¿Qué importa? ¡Es solo un amigo!
-¿Un amigo? Desde cuando los amigos se dicen “Te Amo, mi pequeña” –pronuncia Marty leyendo la parte de atrás de la foto.
Lisa se tensiona, respira hondo.
-Es un ex ¿Ok? Tiempo pasado.
-¿Y por qué aún lo conservas? ¿No me tienes algún respeto acaso?
-¿De qué hablas? Llevamos dos meses saliendo… ¿Eso no es nada para ti acaso? Si no es así, te invito a mi mundo, donde eso sí importa y mucho.
-Pues no lo estás demostrando; ¿qué clase de novia conserva un “te amo” de algún ex? –toma con fuerza el brazo de Lisa, apretándolo un poco.
-¿Qué sucede contigo? ¡Es solo una foto! No me interesa para nada. ¡Por Dios! -dice algo ofuscada, sacudiendo la mano de su novio de su brazo.
Marty reacciona, baja sus ánimos.
-Perdóname… me exalté un poco, es que me desconcerté por lo de… Lo siento.
Lisa admirada no responde.
-Quisiera que esto nunca haya pasado –dice Marty.
-Yo tampoco –responde Lisa.
-Es sólo que te amo, y… No quiero pensar que…
-Descuida… Si tanto te molesta, quemaré la foto ¿ya?…
Marty no responde y emprende la marcha.
Corte. La cámara enfoca la parte posterior de un bar. Adentro Lisa y Mina.
-Vaya, sin duda es un lugar hermoso. –dice Mina observando las fotos que su amiga le entrega
-Sí… Es espléndido. Le enviaré una postal a papá, le hubiera encantado conocer este lugar. –el tono triste en sus palabras es notable.
-Ok, dime ¿Qué pasa? Porque esa mirada y esa vocecita…
Vacila un poco antes de responder     
-Discutimos…
-¿Quién? ¿Tú y el chico desconocido?
-Sí… Pero no es el momento.
-Cielos, discúlpame, no quise…
-Fue por una estupidez, una foto de Diego que aún conservaba.
-Espero que estén bien… Digo, si en verdad esto funciona.
-Por primera vez me entran dudas Mina…
Corte. Lisa en el colegio recibe una nota: la lee “Veámonos en mi depa esta noche, ¿qué dices?… Te amo nena. Marty”. Lisa sonríe.
Fundido en negro.


8.-)
Rita (la profesora) camina por las veredas de la ciudad, su bufanda alrededor de su cuello indica fervientemente el frío que abunda en aquella hora. Lleva puesta unas prominentes gafas oscuras y un peinado poco ostentoso. Camina hacia la entrada de un laboratorio, observa el rótulo con detenimiento “Laboratorio Boch”, suspira, entra.
-Por favor, vengo a retirar unos exámenes.
-¿A nombre de quién?
-Rita Conroed.
-Ok, un momento.
Mientras espera, mira a su alrededor; no hay nadie, una sensación de vacío se percibe.
-Ok, aquí está.
-Muchas gracias.
Da unos cuantos pasos hacia la salida, piensa abrir el sobre, mira con fervor el exterior del mismo; niega a hacerlo; lo guarda en su cartera. Sigue caminando.
Llega hasta la casa de Katherine, desde su exterior puede notar cómo ha cambiado desde su última visita. Un hombre (Steve Kane), sale de la casa y se marcha en su vehículo; tras eso Rita llega al portal y casi dudando presiona el timbre; el ding dang se oye hasta afuera. Katherine misma abre la puerta. Una sensación de asombro la invade al ver a Rita.
-¿Profesora Rita? Pero cómo… pase, pase por favor.
Rita obedece y entra con cautela. Un silencio sepulcral invade la casa. La maestra se sienta en la sala; Katherine se mantiene de pie.
-Oí lo de Lisa… estoy consternada por lo acontecido.
Catherine no profiere palabra.
-Quiero que sepa que ella ha sido una de mis mejores estudiantes; siempre activa, participativa, atenta a..
-No hable así por Dios!.. No hable como si ya no la volveremos a ver.
-No, de ninguna manera; no fue intención.
-¿Sabe lo que odio? La resignación de la gente. La cobardía de muchas personas. –Voltea y se sienta de frente a Rita-. Yo no soy de la clase de mujer que se rinde fácilmente. Si me es necesario dar la vida por ver la cara de mi hija una vez más, lo haré, porque es mi sangre, es mi niña… No daré un paso atrás, aunque estoy destrozada y me siento impotente, mi hija lo vale.
Rita la observa con compasión mientras caen unas cuantas lágrimas por el rostro de Katherine.
-Yo la comprendo, la entiendo. Es un don; ser madre es un don… Yo perdí a mi único hijo hace tres años. Tres detestables años que me han separado de él. Cada noche lo recuerdo, y vivo el momento como si sucediera al rato……. Murió en una balacera……. Dicen que estaba en malos pasos, y de verdad, no lo sé; una madre siempre ve a su hijo como un nene incapaz de hacer daño. Ahora no me interesa saber qué tan cierto es eso… no pienso mortificarme el resto de mis días en esa maldita idea, no estoy en condición de ajusticiarme por lo mal o bien que hice las cosas… No….  Pero la entiendo…  porque conozco esa sensación fría que se percibe al saber que un hijo no está en casa, así fuese por un par de días…. es una verdad irreversible… Yo tengo que vivir con la idea de que el destino me arrebató lo que más quería, usted aún tiene oportunidad. Yo, solo una vieja que espera su fin inminente; usted, una mujer que aun tiene esperanzas. ¿Somos diferentes? Tal vez.. ¿Iguales? Indudablemente. El don de ser madre es un lazo que nos une…
Catherine está atónita ante la confesión de Rita; balbucea unas cuantas palabras.
-El señor que acaba de salir, supongo que lo vio, es el detective. Está investigando el caso… No creo que pueda soportar un día más sin ver a Lisa. Ni siquiera me han llamado, no sé dónde la tienen, cuánto piden. Le aseguro que cada minuto que pasa es un martirio. ¿Qué le estarán haciendo? ¡Por Dios! El solo imaginarlo me desespera…
-Guarde la calma… Solo espere. Sea valiente. Lisa aguantará, hágalo por ella.
Rita le da la mano a Katherine quien acepta dudando. Afuera el día se torna gris; el sol se oculta, mientras las nubes abundan.
Fundido en negro.


9.-)
Volvemos a ver a August. Ahora está en otro aeropuerto diferente.
Camina con algo de tristeza y nostalgia. Entra en el baño de hombres, baja la tapa del inodoro y apoya el maletín sobre ella.
Lo abre y saca dinero, se guarda varios billetes en el bolsillo. Dentro del maletín hay algunos papeles, una agenda y un pequeño bulto marrón que no logramos distinguir bien.
Cierra el maletín, sale del baño y del aeropuerto. Enciende un cigarrillo pero lo apaga inmediatamente al subir a un taxi.
Fin de la escena


10.-)
Marty sigue sentado en el piso de su sala; ya no observa las fotos, ahora se levanta y busca un cd entre los tantos que se apilan junto a su reproductor, lo encuentra y lo ubica, lo enciende. Suena pista 8. Lo escuchamos un minuto exactamente, cuando el teléfono de Marty empieza a sonar; él atiende y baja el volumen.
-¿Sí? –pregunta Marty; no vemos a la persona que llama, pero oímos lo que conversan.
-Marty!, soy Mike, ey, oíste lo de Lisa… al parecer está desaparecida.
Marty con los ojos fijos en un punto equidistante tarda en responder.
-Sí, sí lo escuché. –responde finalmente.
-¿Y estás bien…?
-……. Sí, lo estoy…. El mundo no se termina ¿o si, Mike?
-¿De qué hablas? ¡Es Lisa!… ¿En serio te importa poco?
-Claro que me importa, pero no correré por medio Boston en su búsqueda; no soy quien en su vida para hacerlo… no te dije que solo fui un simple juego en sus manos…
-¿Qué dices?, fue tu novia.
-Tú lo has dicho.
Silencio por breves segundos.
-Aun duele aquello ¿verdad? –pregunta su amigo.
Marty no responde.
-Supéralo amigo; es historia.
-¿Qué intentas ser? ¿Mi conciencia? –responde Marty bruscamente.
-Solo quiero ayudarte.
-Guárdate tu ayuda Mike, la pediré cuando realmente la necesite.
-¿Y qué de Lisa?
Marty observa la desolada calle desde su ventana.
-No sé, pero no quiero saber más de ella.
Marty corta la llamada y se echa a llorar; sube el volumen de su reproductor en forma de desahogo; por una rendija de una claraboya observa a la luna en todo su esplendor; la mira impávido como queriéndola alcanzar, está como hipnotizado. Su teléfono vuelve a sonar; lo silencia apagándolo.                                  
Fin pista 8; fundido en negro.


TERCERA PARTE

11.-)
(Escena en blanco y negro)
-¿Vos que vas a hacer?- Dice Tom dirigiéndose a Steve
-Me voy a quedar en casa. Alquile una peli, me voy a emborrachar pero solo en casa
-Anda, vamos a joder de noche, ven con nosotros- dice Philip tratando de convencer a Steve.
-No, prefiero estar solo- dice Steve- todos lo miran callados- Pero no es nada personal- agrega.

Estamos dentro del departamento de Steve, éste entra con cara de resignación. Se saca la chaqueta y se dirige al lavarropas para ponerla dentro, previamente saca todos los papeles que tiene en los bolsillos; los mira, tiene un folleto de una pizzería y el papel que sacó de la habitación de Lisa.
Lo observa sin mucha atención. Mira el reloj de pared que marca las 20:03
Sale de su casa. Corte
Steve camina por la solitaria calle, ingresa en una cafetería. Fundido en negro.



12.-)
Boston, 1 de Septiembre 2005

Lisa y Marty están comiendo en un restaurante. El ambiente se lo nota bastante ameno, pero tanto él como ella están algo distantes.
-Ayer te llamé dos veces; no me contestaste ¿ocurrió algo? –pregunta Marty como para romper el silencio.
-No, solo que había salido un momento; me fijé después. –responde a secas Lisa.
-Y no pudiste devolverme la llamada…
-Me sentía cansada, tuve un día difícil, tareas.
-Últimamente para ti, todos los días son duros, no quiero saber si es por mí.
-Marty no empieces por favor.
-¿Empezar con qué?
-Tú sabes… Solo, no discutamos y comamos en paz.
Marty queda mirando a Lisa mientras ella se lleva la comida a su boca. Recuerda.
En la esquina inferior izquierda de la pantalla aparece:
“2 semanas antes”.
La cámara nos dirige a una fiesta. Jóvenes encandilados divirtiéndose con el volumen de la música a tope; bailando desenfrenadamente. Lisa y Marty están juntos y bailando al ritmo de la música. Ella susurra algo al oído de su novio y luego sale. Él se retira a tomar algunas cervezas. El tiempo transcurre. Vemos a Marty casi totalmente borracho, apenas de pie, con la mirada perdida. Lisa aun no regresa. Marty camina atravesando las parejas de baile que se presentan a su frente en búsqueda de su novia. Llega hasta la cocina; puede ver a Lisa conversando con un chico, la reconoce. El rostro le cambia a una evidente rabia.
-¡Qué diablos haces con este tipo! –grita él con euforia y reclamo.
La música se detiene, todos quedan mirando el suceso.

Vuelta al presente. Marty aun tiene su mirada puesta en Lisa.
-Si esto es por lo de la fiesta de George, sabes bien que ya pasó y me siento avergonzado de ello. Lo último que deseo es, verte así tan… -agarra la mano de Lisa, ella lo rechaza.
-Marty…. Esto es… difícil…
-¿Cómo?
-Empezamos increíblemente, pero de pronto todo se ha venido cayendo. No sé qué pensar de todo esto. Es como si no fueras el mismo.
-Soy el mismo, solo con algunos altibajos, como cualquier persona… ¿Eso te fastidia? –dice un poco grotesco.
-No; que me griten como si fuera una vil ramera es lo que me carga, y tú lo has hecho más de una vez…
-¡Solo te he protegido!
-¿Protegerme?
-Sí. No te olvides que eres mi novia, y ese es mi deber.
-Por Dios! Descuida que la próxima vez me pongo un rótulo que diga “le pertenezco al de mi derecha”…. ¡Por favor! No soy una cosa que adquieres y te ganas derechos y deberes… Esto es una relación Marty. Es asunto de ambos.
-Sí, lo es; pero tal parece que no lo fuera para ti. Ni siquiera tu madre sabe de esto y lo tratas de una relación.
Lisa enmudece por instante observando los penetrantes ojos de Marty.
-Si no lo he hecho es por una buena razón.
-Ah si… ¿Cuál?
Traga saliva antes de dar la contestación.
-Me siento insegura contigo, es eso. –dice tajantemente.
Marty queda sorprendido; tal vez sin respuesta. Se levanta y sale del restaurante sin proferir una palabra más. Lisa queda en su asiento, impávida; algo sosegada por lo que acababa de decir.
Esquina inferior derecha:
 “1 semana después”.
Marty está sentado en la banca de un parque. La cámara contempla el lugar casi desértico, el sol del mediodía ilumina profusamente su rostro. Un viento fuerte agita las hojas de los árboles. Está esperando a alguien, pero aquella persona parece demorar. Suena su celular; se puede ver la etiqueta “mensaje” en la pantalla de su teléfono. Lo lee, notamos lo que dice:
“Lo siento Marty, simplemente no puedo, esto se terminó. Espero me comprendas, Lisa”.
Los ojos de Marty se cargan de lágrimas, su rostro empalidece, se levanta y camina dejando poco a poco el parque fundiendo su salida entre la soledad del lugar.
En otra toma observamos a Lisa mirando fijamente tras una ventana, tiene su teléfono en las manos. Un hombre se acerca desde atrás y le extiende su mano, ella con una sonrisa algo forzada acepta y salen.

13.-)
(La música anterior continúa)
Rita llega a su casa, la perilla de su puerta se abre y entra, su perra la recibe a ladridos. Deja su cartera sobre la mesa y camina a su habitación. Se sienta en su cama, abraza su almohada. Tiene la mirada algo desconcertante. Cierra sus ojos. Duerme.
Anochece. El timbre la despierta.
-Un momento… -vocifera ella desde adentro.
Aun algo somnolienta camina hacia la puerta. Abre.
-¿Betty? ¡Cierto! Olvidé que vendrías –dice al percatarse de la presencia de su hermana.
-Bueno, no me adelanté dije a las 7 de la noche y heme aquí.
-Vamos, pasa, pasa… Me recosté en la cama y me quedé dormida; el cansancio me venció.
-¿Y hablaste con Katherine? ¿Saben algo ya? –pregunta mientras toma asiento en la mesa central.
-Nada aún; siguen investigando.
-¡Qué terrible! No quiero ni imaginar cómo estará esa pobre niña…
-Ni yo… -dice evidentemente triste.
-¿Sucede algo?
-Nada… Bueno… si... mientras hoy día hablaba con Katherine recordé a Kevin. No sabes cuánto me cuesta asimilarlo aún.
Betty mira a su hermana con compasión.
            -No pienses en eso ahora.
Se hace un breve silencio.
-¿y eso? –dice señalando el sobre que contiene los resultados del examen de laboratorio de Rita.
-Los resultados del examen.
-Oh… ¿Y los sabes ya?
-Ya me conoces, soy una cobarde para todo.
-Bueno, lo hago yo… ¿preparada?
-No; pero qué más da.
Betty agarra el sobre. Lo sostiene en sus manos. Lo abre, Extiende el papel, todo seguido a la mirada atenta de Rita. Lo lee. Alza su vista.
Fundido en negro. Fin pista 9.

14.-)
Un taxi frena en la casa de Katherine. August baja del mismo. Se para frente a la puerta, respira y llama a la misma.
Katharine mira por el visillo. Suspira. Abre la puerta.
Él deja el maletín en el suelo y la abraza. Ella se muestra sorprendida y no responde al gesto.
-Sigues siendo la misma- le murmura él al oído e ingresa en el hogar.
-La gente no cambia- dice ella.
-Lamentablemente- dice él y continúa- ¿Qué novedades tienes?
-Nada nuevo. No avanzan una mierda. El tipo que lleva el caso llamó hace 5 minutos diciendo que están perdidos.- dice Katharine entre enojada y desilusionada.
Se quedan en silencio unos segundos.
-¿Qué traes ahí?- interroga ella señalando el maletín
Él lo abre sin decir una palabra y saca la bolsa marrón de adentro. Ella agarra la bolsa y la abre. Una lágrima se deja caer de sus ojos. August la mira con frialdad.
Fundido en negro.

15)

Steve llega a una cafetería, rendido, devastado, inconforme. Se sienta en una mesa cercana a un mostrador, está pensativo. El lugar casi vacío, mantiene una luz densa y muy tenue. Una muchacha lo atiende.
-Solo un poco de café por favor –dice sin siquiera levantar la mirada.
-Ok, enseguida se lo traigo –dice la muchacha.
Steve empieza a llevarse las manos a su cabeza mientras fuma un cigarro. Tacha con su esfero el nombre de Arner que estaba escrito en un papel.
-¿Dónde estarás Lisa? –se dice para sí.
Corte.
 Afuera el clima advierte una noche fría. La Luna está deleitante.
-Aquí tiene, su café –dice la muchacha depositando la taza de café sobre la mesa.
-Gracias –dice él sonriendo amablemente. Pero de un instante a otro su rostro empalidece al notar algo en la chica.
(Flashback)
-Llevaba dos cosas inconfundibles ese día. –pronuncia Katherine.
-¿Qué?
-Una remera a rayas verdes y naranjas, es verdaderamente espantosa y un par de aretes verdes en forma de canoa. Un obsequio de su padre. Son de marfil;  únicos en el mundo.

Steve está inmutado, observa detenidamente las orejas de la muchacha. Ese color verde y esa forma de canoa son inconfundibles. No hay duda, lleva puesto los aretes de Lisa.
-Disculpa, de donde demonios sacaste estos aretes.
-¿Qué? No es asunto suyo.
-Claro que sí, soy detective, y si no me dices de donde rayos sacaste ese par de aretes, te puedo llevar detenida ahora mismo.
-¡¿Qué?! ¿Por qué?
-Solo dime…
-Son un obsequio…
-¿De quién?
-De un primo.
-¿Cuándo te los dio?
-Recién hoy, lo juro por Dios. –dice asustada la muchacha
-¿y cómo se llama tu primo?
-Su nombre es Marty… Marty Reds.
Steve se desconcierta empieza a palpar su chaqueta; busca en sus bolsillos; halla la nota que se guardó mientras estaba en el cuarto de Lisa. “Veámonos en mi depa esta noche, ¿qué dices?… Te amo nena. Marty”
            -Marty. –se dice para sí Steve.
-¡Cielos!... ¿Dónde vive el? –pregunta un poco alterado.
-¿Por qué? ¿Cuál es el problema?
-Responde a la pregunta.
-¿Pero cuál es el problema?
Steve saca su pistola y la coloca sobre la garganta de la chica que comienza a llorar. Todos en el lugar miran la escena asombrados.
-¿¡Dónde vive!?
-El vive a dos calles de aquí, la calle Lincoln pero no recuerdo exactamente la avenida…
-¿Wallace?
-Si, esa- dice la chica temblando.
 -¡No puede ser!
Steve sale corriendo del lugar. La chica respira tranquila y la gente se acerca a ella completamente asombrada.

***
Marty se levanta del suelo, apaga su estéreo encendido. Camina sigilosamente por su sala, entra a un pequeño corredor, la luz aún es muy difusa. Corte

Betty mira a su hermana, su cara de tristeza y preocupación mezclada es evidente. Le toma de las manos, solo hace un movimiento afirmativo con su cabeza. Rita cierra sus ojos, aprieta con fuerzas la mano de su hermana, una lágrima corre por su mejilla.
Corte.

Steve corre velozmente cruzando de manera despavorida la calle, una lluvia intensa empieza a caer. Mira el papel de la nota sin dejar de correr. Al llegar a una esquina se frena. Mira hacia sus dos costados y corre hacia su izquierda. Corte. Fin pista al 1:54

Vemos una toma amplia de la playa. La enorme luna ilumina al mar que permanece tranquilo. August camina por la orilla con su maletín, mira al horizonte, se le nota mucho más nostálgico que antes, pero igualmente no llora. Se sienta en la arena, abre su maletín y saca de adentro la bolsa marrón. Desata el nudo de la misma y saca de su interior una muñeca de trapo con el nombre de Lisa bordado. Con sus manos hace un pozo en la arena y entierra la muñeca. Mete la bolsa en el maletín y lo cierra. Se aleja mirando a la orilla donde la ascendente marea tapa el lugar del pozo. Corte. Fin pista 11 al 1:00

Suena pista 10 (continuación inicia al 1:55)
Marty se detiene frente a una gran cómoda, abre con suma frialdad uno de los cajones. Lo empieza a revisar. Extrae un arma, la examina, está cargada. Corte

Steve al cruzar la calle evade un auto a suma velocidad, desenfunda el arma que lleva en su cintura. Corte

Catherine divisa desde su ventana la lluvia; su rostro está lleno de temor y preocupación. Se tumba a llorar sobre su cama. Corte

Marty observa la puerta contigua, sus ojos inquietantes obedecen y la abre; la cámara de frente mira al chico, voltea y observamos a Lisa semidesnuda acostada en la cama, tiene sus ojos cerrados, pero aún respira. Marty se acerca hacia ella, la mira con ternura y a la vez con cierta malicia. Corte

Steve sigue corriendo, llega a la puerta del edificio, intenta abrirla pero está cerrada. Se desespera, debe entrar de alguna manera. Sin pensarlo dos veces rompe el vidrio y entra, una alarma empieza a sonar. Corte

Marty escucha el sonido de la alarma. Se inquieta. Coloca la pistola sobre la sien de Lisa. Corte

Steve está subiendo apresuradamente las escaleras, se tropieza y cae pero continúa. Mira el número de piso, está en el quinto. Avanza unos escalones más, pero el estremecedor sonido de un disparo lo frena. Fin de la música.
Su rostro se empalidece totalmente. Deja caer lentamente el arma y su cuerpo sobre los escalones.

Suena pista 12 mientras pasan los créditos finales.

FIN

Notas de los directores:
Las escenas transcurren en la forma que han sido presentadas.

7 Responses so far.

  1. Creo que me hubiera gustado averiguar con lujo de detalles que fue lo que ocurrio! jaja esta muy buena, muy cuidada en cada detalle y con un muy buen reparto! Lo que no se es si a Norton considerarlo como Actor de Reparto o Principal? De cualquier manera es un personaje muy bien escrito y que tiene sin duda los mejores dialogos! Felicidades a Ambos!!

  2. Jooooder!!

    El final te deja como a Norton, quieto y perplejo mientras resopla (él su carrera y nosotros nuestra lectura). Estupenda!

    Buena historia, mis pequeños. Tenía de casi todo; un muy buen argumento, buenos diálogos, buen reparto... lo único, no me ha gustado nada Norton. Es a mi y le parto la puta cara... no me ha gustado nada su personaje, es el único fallo que le veo a esta genial obra conjunta.

    Stewart Labeouf como actriz y actor de reparto ya!!! =)

  3. Jorgee says:

    Ok... Una de mis favoritas desde ya... Muy buenos diálogos, un elenco muy bien escogido, pero al igual que Sean, Norton no me ha gustado... tal vez por sus comentarios sarcásticos o sabe... Pero en si, las tres féminas están icreibles... Bening se lleva sus escenas, Stewart muy correcta y Streep es Streep... De LaBeouf, simplemente magnífico... Y muy bien escrita. Y por cierto, no veo a un personaje principal, podría decirse que Norton por ser el que investiga el caso y a Stewart por ser el personaje en el que gira toda la obra, pero aún así los veo principales o secundarios a todos de algún modo!

    FELICIDADES A LOS DOS!...

  4. Anónimo says:

    3 palabras

    ME ENCANTO!

  5. ArturO says:

    Interesante la comniación de talentos jejeje
    Una obra intensa, excelentes dialogos y estructura la musica bien elegida, una buena atmosefera de thriller, buen ritmo y una lectura nada pesada. Gran obra, que seguro tendra menciones, esa Bening es (casi?) segura ...
    Felicidades

  6. Ruleta va camino a la gloria!!
    Excelente obra, la conjunción que se hace con los personajes es exquisita. A diferencia de los anteriores, a mí el personaje de Norton me ha dejado perplejo, porque creo que cuando quiere ser sarcástico, lo que se busca es que desespere, y al lograrlo, significa que su papel realmente tiene el impacto que busca. La musica, usada también de manera correcta. Sin duda de las mejores. Nominación más que justificada.

  7. Bueno... ¡acaba en la cima! Una composición magna! Lebouf genial, lo mejor. Aunque lo de los pendientes chirría... Está en mi top five de este festival. Felicidades!

  • Welcome Message

Con la tecnología de Blogger.